5 pasos para Acabar con el Estrés

Antes de empezar el artículo quiero que respondas interiormente a estas dos preguntas y pienses a qué conceptos hacen referencia:

  1. ¿Sientes que la rutina te supera y que no puedes más con tanta presión?
  2. ¿Reaccionas con nerviosismo ante la situación descrita en la pregunta anterior?
Si has respondido que SÍ a una o a las dos preguntas este artículo te va a interesar. Y, respecto a los conceptos a los que hacen referencia no te estoy oyendo pero… ¡creo que has acertado!

Pues sí, la primera pregunta hace referencia a una situación de estrés, mientras que la segunda a una respuesta de ansiedad. Lo primero puede desencadenar lo segundo, pero no suele suceder a la inversa.

La respuesta de ansiedad que se puede llegar a generar, no tiene porqué suceder en todos los casos ni en todas las personas.

infografia-acaba-con-el-estres-5-pasos-reloj-da-vueltas-psicoayudarteonline.es
El ESTRÉS es un término moderno en psicología aportado por Hans Selye y que hace referencia a la  sobrecarga que podemos sentir ante determinados sucesos vitales y situaciones que nos generan una tensión mantenida en el tiempo.

Para entender mejor este concepto es necesario que nos detengamos a pensar de qué recursos internos disponemos para afrontar la presión que genera una situación estresante y observar cuáles son nuestras características personales, ya que no todos tenemos la mismas posibilidades o capacidades para afrontar estas situaciones de forma satisfactoria.

Una situación de este tipo, por lo general, implica sufrimiento y sensación de incapacidad o impotencia.

 

¿Sabes que hay dos tipos de estrés? 

– Positivo (eustrés):

Se asocia a respuestas emocionales de alegría, satisfacción, …

Ejemplo: Estás en el trabajo y te plantean ascender y esto es algo que hacía mucho tiempo que estabas deseando. Sabes de sobras que esto conlleva que te cambien algunas tareas y que la carga de trabajo aumente, y en un principio, como es de esperar, vas a sentir estrés y sobrecarga pero lo interpretarás como algo positivo ya que las consecuencias de la situación son favorables para ti.

– Negativo (distrés)

Se asocia a respuestas emocionales de tristeza, insatisfacción ,…  y a veces se también genera respuestas de ansiedad, aunque esto dependerá de cada persona y situación.

Ejemplo: Tu pareja te dice que tenéis que hablar esta noche y tú empiezas a anticipar una serie de consecuencias desagradables y a pensar qué quizás os discutís o quiere decirte algo que te va a generar dolor emocional y ésta presión te desestabiliza.

¿Sabes qué situaciones generan este malestar?

Si actualmente sientes estrés, posiblemente sepas cuál es su causa. Te invito a explorar con cuál de las siguientes situaciones se corresponde:

– Pérdida o daño que implica un cambio y tienes que responder ante esa situación.

Ejemplos:  Te despiden del trabajo, fallece un ser querido, has tenido una ruptura sentimental, tienes que cuidar de un familiar que tiene una enfermedad incapacitante, …

– Amenaza ante un cambio que aún no se ha producido pero sucederá próximamente.

Ejemplos: Familiar en estado muy crítico de salud, posible reducción de la plantilla laboral y posible despido laboral, tu pareja te dice que necesita tiempo para reflexionar sobre vuestra relación, …

– Desafío que asumes voluntariamente pero que supone una sobrecarga de tensión emocional.

Ejemplos: Decides montar tu propio negocio, aceptas un ascenso dentro de la empresa para la que trabajas, decides estudiar una carrera universitaria y compaginarla con tu trabajo y vida familiar, tienes un hijo, …

Cada uno reacciona ante las diferentes situaciones de una manera determinada y lo que para algunos puede suponer una causa de estrés y, quizás, en consecuencia un motivo de ansiedad; para otras personas puede no ser así.

Lo necesario es detectar cuál es la fuente que nos está generando estrés y buscar alternativas para lograr posicionarnos de otra manera ante esas situaciones, de manera que logremos impedir que éstas nos superen.

5 pasos para afrontar una situación que te genera estrés:

Reflexiona y pasa a la acción

1. ¿Cómo afrontas actualmente esa situación? y ¿Cómo te gustaría afrontarla a corto plazo?

2. ¿Qué crees que podrías hacer para gestionar esa situación de una manera que fuese satisfactoria para ti?

3. Escribe en un papel cómo actuarías si no sintieses esa presión y cómo te sientes cuando estás bien.

4. Visualízate ante esa situación actuando sin la tensión descrita en el punto 3 y gestionándola de manera resolutiva y positiva para ti.

5. Practica esta visualización cada día y pasa a la acción para ver los resultados.

 

Y antes de acabar, quiero recomendarte un artículo muy práctico con vídeo que te va a ayudar, haz clic a continuación para verlo: Simplifica tu vida

Si usted está angustiado por cualquier cosa externa, el dolor no se debe a la cosa en sí, sino a su estimación de la misma, y esto tiene el poder de revocarse en cualquier momento.»

Marco Aurelio

Si ves que sola/o no puedes afrontar esta situación de manera resolutiva y sin sufrimiento, no dudes en pedir ayuda profesional.

Te animo a participar comentando esta publicación aquí debajo. Estaré encantada de leerte y responderte. Éste es tu espacio.

Si te ha resultado interesante esta publicación, por favor compártela en las redes sociales para AYUDAR a más personas.

Gracias y un saludo,

firma_LAURA_reducida

4 comentarios en «5 pasos para Acabar con el Estrés»

  1. Bueno Dra Laura, soy un estudiante univ., lo que me sucede es que sufro de diestres, todos los días estoy con un dolor de cabeza y rostro que hasta quiero llorar y pienso hasta en el suicidio, desde que me despierto sucede ello, ese dolor me vuelve inservible porque ni siquiera puedo hacer cosas cotidianas que solía hacer, pienso en cosas negativas, todo ello.me esta afectando fisicamente, acné, caída de cabello, envejecimiento, aunque solo tengo 19 años, quisiera que me ayude Dra porque ya no puedo, he querido ir a un profesional pero no se como explicárselo

    Responder
    • Hola Marcos,
      Mi recomendación es que primero consultes con un médico para descartar causas médicas en referencia a estos dolores de cabeza y faciales que describes.

      Descartadas estas causas, te recomendaría que realizases un trabajo de psicoterapia para comprender cuál es el origen del malestar que sientes, qué es lo que te está generando este dolor y que puedas trabajar sobre ello para retomar las riendas de tu vida.

      Si estás interesado en trabajar conmigo mediante sesiones online, puedes escribirme a info@psicoayudarteonline.es y en cuanto retome la actividad profesional (después de la baja maternal) te contactaré.

      Un saludo y gracias por seguir el blog.

      Responder
  2. Hola Laura, mi nombre es Sandy y acudo a usted porque estoy sufriendo de mucho stress y ansiedad, tengo un hijo pequeño y me separé de mi marido hace un tiempo, tengo problemas en mi trabajo a causa de dos personas que me hacen la vida imposible, el problema es que ya no sé como manejar ésta situación y cada vez que entro en stress a causa de algo o de alguien, me empieza un fuerte dolor en la cabeza, cuello y esposa y la respiración se me acelera provocando una hiperventilación y siento que me ahogo y luego termino apretando los dientes (quijada), tan fuerte y los labios también que me crean un malestar enorme en mis dientes y luego me dá gastritis. Necesito su ayuda por favor. Mil gracias.

    Responder

Deja un comentario